​​¿QUÉ ES LA INVERSIÓN CON ENFOQUE DE GÉNERO?

La inversión con enfoque de género es el proceso que incorpora un análisis de género a la hora de hacer una inversión para asegurar que el capital inyectado no solo genere retornos financieros si no también contribuya a una mayor igualdad y al cierre de brechas de género.

Sin embargo, siguen existiendo retos que impiden el progreso de las mujeres. Las brechas en los roles de liderazgo y la dificultad para acceder a oportunidades y capital crean desigualdad en las mujeres que son empresarias, quienes enfrentan barreras mayores que los hombres para impulsar sus negocios.

La inversión con enfoque de género atiende muchas de estas brechas motivando a inversionistas a apoyar de manera significativa a los negocios liderados y fundados por mujeres, empresas cuyos productos y servicios tienen un impacto directo en las mujeres y niñas, empresas con buenas prácticas y políticas de género y de diversidad, y aquellas que promueven la igualdad en su cadena de valor.

El caso de negocio de la inversión
con enfoque de género en las empresas

4 - 22%

AUMENTO ESTIMADO DEL PIB AL IMPLEMENTAR POLÍTICAS DE IGUALDAD DE GÉNERO.

60% EMPRESAS

IDENTIFICA RESULTADOS POSITIVOS AL IMPLEMENTAR INICIATIVAS PARA LA IGUALDAD*

1 MUJER

JUNTA DIRECTIVA

RETORNOS 3,5% MÁS ALTOS

Fuentes: BID (2019), OIT (2019), OECD (2020), Morgan Stanley (2021); Calvert (2018), Catalyze at large (2021)

Las lentes de género en práctica

  • Liderazgo y gobernanza: tener mujeres en roles de liderazgo es fundamental para cerrar la brecha de género y le permite a las empresas tener mejores políticas y programas para avanzar en la igualdad de género.
  • Igualdad en los lugares de trabajo: las inversiones donde la diversidad de género es un imperativo estratégico tienen un retorno anual del 3.5% más alto.
  • Mujeres atendidas: esta lente busca evaluar cómo una empresa está impactando de manera positiva a mujeres y niñas. Además, ayuda a que las empresas comprendan mejor las necesidades de las mujeres como consumidoras y desarrolla mercados centrados en mujeres.
  • Equidad en cadenas de valor e incidencia: la lente de equidad en la cadena de valor crea y amplía espacios para mujeres emprendedoras, generando nuevas avenidas de negocio y de crecimiento económico. Las proveedoras se enfrentan a retos como limitado acceso a financiamiento, a capacitaciones y a redes.

Como organización, Pro Mujer está comprometida en ofrecer oportunidades para fortalecer las relaciones entre actores claves del ecosistema para avanzar GLI en América Latina, región que conoce a profundidad tanto en el terreno como a nivel ecosistema.

“Es un orgullo poder decir que hago parte de un esfuerzo global integrado por varios aliados y líderes del ecosistema para seguir impulsando la inversión con enfoque de género en América Latina, como parte fundamental en la transformación de nuestra región.” Natalia Wills, representante de país, México